El Gobierno provincial monitorea que hayan cumplido con la norma que les exige a los productores sembrar un cultivo de cobertura antes de comenzar con la cosecha.

El cultivo de maní, por la exigencia que tiene con el suelo, requiere de cuidados especiales y un exigente control de parte de la Provincia, para evitar el “volado” de los suelos luego de la cosecha. Esto se debe a que las plantas se “arrancan”, por lo que la superficie queda muy expuesta a la erosión eólica, entonces es obligatorio en la provincia sembrar algún cultivo de cobertura.

El 90 % de los 39 planes de manejo de maní que fueron presentados el año pasado ya fue monitoreado por el Ministerio de Producción, que comprobó el cumplimiento de la Ley de Protección y Conservación de Suelos (IX0315-2004), que se complementa con el decreto N° 4105/2011 para un efectivo cuidado del medioambiente. “Todos cumplieron con la exigencia de tener un cultivo de cobertura, que casi siempre es trigo o centeno”, aseguró el ingeniero agrónomo Facundo Díaz, jefe del Subprograma Producción Agrícola, Cultivos Intensivos y Pasturas.

El funcionario estuvo el martes pasado en dos campos alquilados por la empresa Prodeman, uno en Villa Mercedes, cerca de la base aérea de Villa Reynolds, y otro en Justo Daract. En ambos ya sobresalía el centeno, a pesar de la sequía que castiga al país y que no permite vislumbrar plantas muy grandes. “En ambos había centeno sembrado al voleo, que va creciendo de a poco. Lo importante es cuidar el suelo”, dijo Díaz, quien estuvo acompañado por Lucía Risio, la ingeniera agrónoma encargada de llevar adelante ambos planes de manejo en representación de la firma cordobesa que alquiló los campos en San Luis.

La cobertura típica de esa zona es el centeno, porque resiste contra el frío y la falta de agua, algo con lo que no cuenta la avena, por ejemplo. En el norte provincial, donde hay riego artificial, muchos productores usan trigo, que luego cosechan y venden como parte de un manejo integral. “Lo ideal es sembrar la cobertura antes de comenzar la cosecha, aunque este año se atrasó todo unos días debido a la falta de agua. Pero de todos modos los productores han cumplido con lo que exige la ley, y eso es lo más importante. Ahora esos lotes no podrán tener maní durante las próximas tres campañas, eso es algo que vamos a controlar cuando vuelvan a presentar los planes de manejo, allá por septiembre próximo”, cerró Díaz.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Producción.