Ya se inspeccionaron más de 250 comercios, 25 gimnasios y 240 industrias para corroborar que cumplen los protocolos correspondientes. Se labraron actas a aquellos que no respetaron las medidas de prevención.

Con el objetivo de mantener el estatus sanitario provincial, inspectores del Ministerio de Producción recorren los establecimientos habilitados por el Comité de Crisis en toda la provincia para verificar que se cumplan los protocolos preventivos para el coronavirus.

Al día de la fecha, ya fueron inspeccionados más de 500 establecimientos.

Sergio Reinoso, jefe del Subprograma de Fiscalización y Control Industrial y Agroindustrial, comentó: “algunos establecimientos no tomaron las medidas correspondientes, por lo que se les labraron actas. Estas se envían al Ministerio de Justicia, Seguridad, Gobierno y Culto que hace las actuaciones correspondientes y es con quien el dueño tiene que hacer el descargo. Ahí se evalúa si se aplica una multa o no”.

Por otro lado, Paulino Gómez Miranda, jefe del Programa Industria, Agroindustria y Comercio, declaró: “a pesar de que la mayoría de los establecimientos ya se encuentran habilitados para funcionar, continuamos realizando exhaustivas fiscalizaciones para prevenir los contagios. Si colaboramos entre todos podemos combatir el virus”.

El protocolo determinado por el Comité de Crisis se denomina “Cumplimientos Mínimos de Resguardo COVID-19 para Empresas Exceptuadas”, además de todos los protocolos, inherentes a las actividades, en los que se detallan las medidas que deben cumplir los establecimientos. “Trabajamos en conjunto con el Programa de Relaciones Laborales del Ministerio de Justicia, Seguridad, Gobierno y Culto, Defensa del Consumidor y el Municipio de la Ciudad de San Luis para ampliar el espectro y hacer más eficientes las fiscalizaciones” cerró Reinoso.

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Producción.