El ministro de Producción, Sergio Freixes, recibió este jueves al ingeniero Orlando Guerra, de la firma cordobesa Oreste Berta, y al responsable del campo del grupo Tigonbu SA -radicada en Buena Esperanza-, Gastón González.

El ministro Freixes junto a empresarios de Oreste Berta y Tigonbu SA.

“Vinimos a dialogar con el ministro Freixes para trabajar en el desarrollo de la producción de bioetanol en San Luis. Tenemos un emprendimiento de biocombustibles y un feedlot en el sur provincial”, señaló uno de los responsables de Tigonbu, y adelantó: “La idea es aprovechar toda esta producción y, con el asesoramiento de la empresa Oreste Berta, pensar -por ejemplo- en destinar este combustible al funcionamiento de los automóviles, lo que generaría menos impacto ambiental y una reducción en el precio del combustible”.

El empresario sureño y el ingeniero Orlando Guerra, de Oreste Berta, se reunieron este jueves con el ministro de Producción, Sergio Freixes, en su despacho de Terrazas del Portezuelo, donde dialogaron sobre esta posibilidad de impulsar el desarrollo de la industria de bioetanol, principalmente.

“El bioetanol es alcohol que se saca de la producción del maíz. Nosotros metemos el maíz en una destilería y obtenemos bioetanol (que es alcohol al 99,9 %, y que hoy todas las naftas usan un 12 % de este producto). La idea es promover la industria etanolera para sacar un valor agregado al maíz, utilizar un mayor porcentaje de este producto y bajar el precio del combustible”, sostiene Gastón González.

“La finalidad de estos primeros encuentros es pensar distintas ideas para ayudar a la provincia a darle valor agregado a su producción y, de esta manera, beneficiar a todos los productores locales y dar sinergia a nuevas economías”, destacó el empresario.

Por su parte, Orlando Guerra, de Oreste Berta, expresó: “Nosotros seríamos el laboratorio certificado que valida que se pueda utilizar este combustible en los motores de los automóviles. Decimos si funciona y puede funcionar, o qué modificaciones se deben hacer. Estamos a disposición del Ministerio y los productores para encarar estos desafíos”.

Otro de los temas de los que se dialogó fue el de la exportación de alfalfa y de carne a China y Vietnam. “Sería muy interesante llegar a estos mercados para lograr que en San Luis salgan todos productos terminados y no que desde acá estemos mandando a otras provincias y le den valor agregado en otro lado. La idea es procesar y terminar todo acá  y mandar hacia el mundo”, concluyó uno de los responsables de Tigonbu.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Producción.